FOTO: EFE - 

Está famosa frase se puede oír en la estupenda comedia de Billy Wilder “Un, dos, tres” de 1961. Y las vamos a volver a escuchar muchas, muchas veces y en todas las versiones posibles. La pronunciará hasta la extenuación nuestro actual Gobierno progresista. Todos y cada uno de los 23 miembros están practicando ya. ¿El motivo? Los pésimos resultados económicos que durante los próximos años vamos a sufrir todos los ciudadanos. Cada vez que venga una mala noticia, como los malos datos de desempleo del mes de Enero, un Ministro saldrá y la repetirá. Y justo después de pronunciar esta frase el Ministro en cuestión nos indicará de quién es la culpa de lo que ha pasado. Y veremos desfilar como chivos expiatorios a Trump, el Ibex 35, Google, El Club Bilderberg, y un largo excusatorio etcétera.

¿Que en el campo aumenta el desempleo justo cuando ha subido el SMI? El Ministro sale, pronuncia la frase y luego dice que los culpables son las grandes superficies. ¿Qué la UE está alarmada por el aumento del gasto y de la deuda de España? el chivo expiatorio ahora es la UE. Y cuando se desplomen las exportaciones españolas siempre tendrán algún Trump a mano.

Vamos a vivir al menos dos años plagados de malas decisiones económicas que conllevarán unos pésimos resultados y una interminable ristra de chivos expiatorios.

Sería mucho más fácil pensar si subidas de impuestos, aumento de costes laborales, dificultades para contratar y exceso de regulación pueden generar riqueza, porque es evidente que no es así.

Solo la tozudez de unos gobernantes empeñados en repetir errores puede convertir una situación desesperada en grave.

Daniel León
Socio de Acción Liberal

Compartir en redes: