Foto: RTVE - 

Termina ya el esperpento de reunión, propiciada por el ausente ERC, entre nuestro Presidente y el no Presidente de la Generalidad. Tras toda la pompa y el boato al que hemos asistido y la posterior rueda de prensa, algo ha quedado claro, según palabras de Pedro Sánchez “la ley no basta”. Esa ley que Sánchez y Torra prometieron cumplir, esas leyes que nos permiten tener un Estado de Derecho, asegurarnos las libertades y la democracia. Esta afirmación trasmite la idea de que habrá que crear leyes nuevas que si cumplan con las expectativas de esa ínfima parte de la población española que quiere imponer sus deseos al resto.

Al documento de la reunión lo han llamado la Agenda del Reencuentro, un nombre precioso que podría dar para un programa de Isabel Gemio. Aunque la reunión del año pasado terminó en desencuentro por culpa del famoso relator, la actual se ha vendido como un éxito sin precedentes. Pedro Sánchez saca pecho, como si los anteriores presidentes no hubieran hecho lo mismo que él, reunirse y transferir competencias y dinero a la Generalidad. Atrás quedan los encuentros y reencuentros de Aznar y Pujol, Gonzalez y el resto.

Que pena que este reencuentro no sirva para que las instituciones catalanas representen a todos los ciudadanos de Cataluña, o que vuelvan esas empresas y bancos que han partido. Tampoco se habla de reconciliar los diferentes bloques en los que se ha dividido Cataluña (y el resto de España), ni se reafirma que Cataluña no puede ser independiente porque lo quiera una minoría.

Los socialistas de otras partes de España no deberían creer lo que están viendo, si te saltas la ley, te inhabilitan y te comportas de forma antidemocrática viene el presidente a verte y te regala 4.000 millones.

Al final parece que cuando la ley no basta siempre queda la pasta.

Daniel León
Socio de Acción Liberal

Compartir en redes: