Con la crisis provocada por el Covid 19 ha quedado demostrado que el Estado del Bienestar que venía desde 1945 monopolizando las políticas de los Estados no es capaz de proteger a sus ciudadanos.
Nunca en la historia de la humanidad han existido estados tan grandes y que consuman una parte tan grande de la economía.
 En España, aunque existe el factor de la inacción por parte de los partidos políticos y del Gobierno, se ha desplomado el bienestar de los ciudadanos en menos de 3 semanas., Sanidad pública, residencias de mayores, Hacienda, coordinación entre administraciones, y un interminable etcétera.
El Estado ni siquiera puede proteger a las fuerzas y cuerpos de seguridad. ¿No es posible que se le haya encargado al Estado una tarea imposible de realizar? Cientos de hospitales, miles de personas trabajando en ellos, maquinaria, y la propaganda de “Tenemos el mejor sistema sanitario del mundo” para que la única acción del gobierno sea recluirnos en nuestras casas para pasar la enfermedad y así inmunizarnos (que aún está por demostrar la efectividad de ello)
Con un 100% del PIB de deuda, la economía paralizada, y viviendo de préstamos ¿Cuántos meses se puede mantener asi?
Las cifras que manejamos son:
– 127.644 millones de euros de 2.600.000 de personal del sector público
– 153.000 millones de euros de 9.000.000 de pensionistas
– 18.000 millones en prestaciones por desempleo de 3.000.000 de parados
Lo que hacen un total de casi 300.000 millones de euros (más de tres veces de lo que se recauda por IRPF en un año de un total de 500.000 millones que consume el Estado) y con solo 16.400.000 personas activas en el sector privado.
 
 
 
 
Un equilibrio fácil de romper, y que se romperá en cuanto empecemos a sumar desempleados. al debe, Se calcula que en las próximas semana añadiremos más de 3.000.000 de personas, llegando a conseguir la friolera cantidad de 6.000,0000 de parados.
Economías fuertes, saneadas y libres pueden soportar este golpe y recuperarse más fácilmente que economías lastradas con un alto gasto público y con trabas e impuestos al comercio. En el caso de que se cumplan las previsiones de una caída del 10% del PIB ¿Cómo se va a mantener este megaestado?
Si las economías saneadas europeas hacen sacrificios ¿por qué no van a exigir lo mismo a economías manirrotas? La UE va a pedir a España que haga las tan necesarias reformas para aligerar gasto público y favorecer la creación de riqueza por parte del sector privado. Creo que a día de hoy nadie mejor que el tándem Sánchez-Iglesias para acometer las políticas liberales que tanto aborrecen los sectores mas obstinados de la izquierda española.
Pero ¿Quién le dirá el estado que el traje que ha llevado no era un traje sino que iba desnudo?
 
 
Fdo. Danilos (gracias Inma Triana)
Compartir en redes: