Santiago Armensilla es un marxista contrario al liberalismo con mucho éxito en redes sociales. Y hace un gran uso de todas las tecnologías y desarrollos que le brindan las empresas privadas. Tanto YouTube, Twitter, Patreon, Paypal, Twitch, etc… monetizando todas sus intervenciones, haciendo uso extensivo de herramientas de las que ideológicamente reniega, hasta vende libros por Amazon.

La semana pasada llamó a los afiliados a los 22 partidos comunistas que hay en España a “desafilliarse” y pasarse a su organización Vanguardia Española. Organización que sigue el dictado de Gustavo Bueno y defiende un marxismo nacionalista junto a la unidad de España.

Para Santiago el mal de la URSS no fue su sempiterna crisis económica, ni su ausencia de libertades, así como la parasitación de otras naciones, el mal de la URSS fue el derecho de autodeterminación. Y de la misma forma le echa en cara a los otros 22 partidos comunistas que lo lleven en su ideario..

El programa de su “asociación cultural” Vanguardia Española es un calco de los deseos (muchos de ellos cumplidos) de Falange:

  • no a la unión con Europa, no a la supresión de fronteras.
  • Darle más poder a los militares.
  • Al igual que con Jose Antonio Primo de Rivera reivindican el contexto cultural católico.
  • Abogan por nacionalizar todos los medios de producción estratégicos, cosa que ya hizo el INE franquista.
  • Salir del euro y volver a la peseta, aquella moneda famosa por su debilidad y recurrentes devaluaciones.
  • Quieren fomentar la iniciativa empresarial y controlar a los trabajadores, seguramente volvemos al sindicato vertical.
  • Y por supuesto acabar con todas la autonomías.

Santiago ha conseguido un programa anclado a principios del Siglo XX y demostrado todas las veces que es un fracaso en los económico. Al igual que Falange frenará el progreso de la economía aumentando el gasto público y terminando con la libertad.

Su ideario es tan antiguo como el grito de “¡Santiago y cierra, España!

Compartir en redes: